lunes, marzo 20, 2006

La 25 en hora punta

Hoy cogí la línea 25 de Guaguas Municipales en un horario que suelo evitar por experiencias previas. Yo tuve suerte, porque al llegar a la parada de Mesa y López justo apareció una guagua de la línea que va al campus. Un gran grupo, con cara de pocos amigos, estaba esperando y por suerte hubo hueco para mí como último. Sin embargo dado el enorme grupo llenamos la guagua, que por guasa o no era de las pequeñas. El conductor no pudo dejar subir a nadie hasta Pérez del Toro. Imaginen las caras de los numerosos grupos que parada tras parada veían como otra guagua los dejaba en tierra.
Los comentarios escuchados: "¡Y pensar que salí de mi casa a las ocho menos cuarto!", "No te creas, hoy no es el peor día"
¿No parece lógico aumentar el número de plazas disponibles (aumentar la frecuencia o usar guaguas grandes) en ese recorrido a esas horas? Pero claro, en ese caso el servicio mejoraría y podría ocurrir que más gente usara la guagua. ¡Qué atraso! El progreso ya sabemos que es el coche, ¡cómo vamos a rebajarnos!

4 Comments:

Anonymous manu moreno said...

hola!!
gracias al google me tropezé con tu blog y la verdád es que tus comentarios acerca del servicio de la 25 son muy suaves comparados a lo que creemos y sufrimos los conductores,porque , aunque alguno no lo crea, somos los primeros a los que no nos gusta dejar a nadie en tierra y esto ocurre con mucha frecuencia en la 25.
Un cordial saludo
manu

7:18 p. m.  
Blogger Modesto Castrillón said...

Hola,

Me alegra haber recibido tu comentario, y tienes razón probablemente he sido más suave de lo que he pensado cuando me he visto en esa situación. Lamentablemente ustedes son la cara que vemos y quienes se llevan las quejas. Cuando redactas una queja a Guaguas Municipales al recibir la respuesta, con retraso, uno se queda pensando que simplemente le toman el pelo.

7:55 p. m.  
Anonymous manu moreno said...

gracias por tu comprensión.A veces se hecha un poco en falta por parte de algún ciudadano,que, con toda la razón del mundo,pierde la paciencia,pero que la fastidia cuando pierde las formas ante una persona que no le va a resolver nada.Lo único que se puede conseguir es ponerse peor y que haya algún tipo de problema de seguridad en la conducción.
Un saludo
manu

10:09 p. m.  
Blogger Modesto Castrillón said...

Sinceramente a veces me cuesta entender el aguante que tienen la mayoría de ustedes habitualmente con el tráfico, las rutas por calles angostas, los coches mal aparcados, la preocupación de muchos conductores de llegar antes que la guagua al siguiente semáforo.

Luego aparecen nuestras administraciones hablando del fomento del transporte público, pero sus esfuerzos decididos para favorecerlo son tan escasos, que da vergüenza.

Y sobre las formas (tanto si vienen de un ciudadano como de un conductor) se favorecen en esta sociedad donde se nos encamina a atender más a las prisas que a las personas.

3:14 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home