domingo, enero 15, 2006

Gran Canaria

Pasear por los barrancos de Gran Canaria se convierte en un lujo por estas fechas, las generosas lluvias recientes permiten disfrutar del espectáculo del correr del agua tan encantador para un canario. El sábado camino de Timagada fue sensacional la vista lejana de la isla de Tenerife lejana y coronada por su majestuoso Teide y sus Cañadas cubiertas de nieve. Un lujo.

Canarias todavía dispone de encanto, pese a la presión inmobiliaria y pese a individuos que disfrutan de foros, y excedentes de tiempo y energía como para dedicarse a emplear su tiempo en cosas como esta.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home