lunes, enero 23, 2006

Spam telefónico

Ya no basta con tener spam en el correo, ahora por teléfono pueden no dejarte en paz, y además suena, te interrumpe, y no tienes un filtro para enviar la llamada a la basura. Cada vez que me preguntan: "¿La señora de la casa?" o "¿El titular de la línea?", me planteo si es mejor mostrarse expedito y colgar directamente o ser educado y acabar la conversación de forma civilizada. Si les das pie igual te sueltan el texto promocional que dura un minuto o más, y encima te sientes mal si cortas la llamada. Últimamente intento tomarlo a guasa e inventarme alguna historia: "El señor está en Singapur", "Aquí no vive nadie", o cosas por el estilo.


0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home