martes, noviembre 14, 2006

Ahorrando energía

A pesar de mi escueto alemán, puedo llegar a percibir la constante aparición en los medios alemanes del tema del ahorro de energía. Vivo en una zona con bastante implantación de molinos de viento (en Canarias gracias a los todavía presuntos casos de corrupción, hemos ganado unos años de retraso), no es raro ver granjas con tejados con placas solares fotovoltaicas (y eso que es Alemania y que por falta de sol los habitantes van a buscarlo a Canarias), o gasolineras con un surtidor para biodiesel o gas. Repiten una y otra vez que derrochar energía no es síntoma de riqueza.



Por ponerles un ejemplo, la universidad donde estoy estos meses, Bielefeld, tiene una disposición curiosa, todo el campus es un solo edificio, ver foto. Mi primera impresión fue poco agradable al ver esta especie de diez hospitales insulares (antes de la renovación) todos uno al lado del otro. En los últimos años el gasto de energía para calentar el edificio ha sido tan elevado que para estas Navidades han decidido cerrar completamente el edificio, es decir, echar abajo las máquinas y parar la calefacción (aquí hace falta). Estiman ahorrar 100000€. Me recuerda a la costumbre de ahorra agua que un canario suele hacer parte de sí mismo.

Sin embargo pese a estos comportamientos, en numerosos kilómetros de autopista siguen permitiendo por estas tierras circular sin límite de velocidad. Está claro que no es un ejemplo a dar de ahorro de energía.

Un enlace interesante gracias a Caprica, y su comentario sobre el cambio climático, es Imagina Canarias.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home